Author Archive OITIU WEB

PorOITIU WEB

Curso Redes AS Interface

Introducción a las redes industriales – Módulo I – AS Interfase

En el mes de Abril del 2017 se desarrollo el Curso de AS Interface el cual tuvo las siguientes características:
Descripción básica de las nuevas tecnologías de sistemas concentradores de adquisición de datos, topologías mínimas, máximas y sus utilidades.
Configuración de dispositivos, cableado e interconexión con PLC.
Programación de red mediante lenguaje AWL básico y pruebas en tableros de campo.

Objetivos del curso:

 Conceptos de buses de comunicación
 Topologías de red
 Componentes de una red AS Interface
 Cableado y configuración
 Transmisión de datos
 Programas en PLC s7-300

PorOITIU WEB

XIV Congreso Nacional de Técnicos del Sector Eléctrico

Expo Eléctrica – Electrónica ELECTRÓN

OITEC – Encuentro de Técnicos de las Américas

Nos es grato informar y compartir el evento de los Técnicos Electricistas Paraguayos en su XIV Congreso de Técnicos del sector.
Vayan nuestras felicitaciones a la entidad organizadora ELECTRÓN conjuntamente con la Organización Internacional de Técnicos,por fomentar la integración regional y latinoamericana de nuestros profesionales.
Auguramos éxitos en esas gestiones.
PorOITIU WEB

La tecnología podría ahorrar hasta 1,6 billones de dólares a la economía mundial en 2035

Vivimos rodeados de tecnología con los smartphones, el ordenador en el trabajo, la televisión conectada en casa o el reloj inteligente. Pero más allá de su uso día a día, la tecnología puede ayudar a ahorrar grandes cantidades de dinero tanto en el consumo como en la producción de recursos.

Según el estudio ‘Más allá del súper ciclo: cómo la tecnología está reestructurando los recursos’, publicado por Mckinsey, el avance tecnológico conducirá inevitablemente a un mayor uso de las energías renovables, puesto que se abaratará su precio y la gente empleará energías más eficientes en su casa, trabajo y transporte.

Según Mckinsey, la aceleración tecnológica conducirá a aumentar las oportunidades para mejorar la productividad. Por ejemplo, se reducirá la demanda de energía, puesto que los dispositivos serán más eficientes, al igual que el transporte. Además, las energías renovables cogerán el testigo a las energías fósiles.Watch Full Movie Online Streaming Online and Download

De primeras, la clave de todo este proceso es el impulso de las energías renovables por parte de las tecnológicas. Según Mckinsey, las renovables, como la solar y la eólica podrían crecer desde el 4% de la generación de electricidad hasta el 36% de la oferta mundial de electricidad para 2035. Lo que demuestra lo rápido que está cambiando el sector gracias a la tecnología.

Por su parte, los productores de recursos podrán desplegar una gama de tecnologías en sus operaciones, poniendo a mano minas y pozos inaccesibles, aumentando la eficiencia de las técnicas de extracción, pasando al mantenimiento predictivo y utilizando sofisticados análisis de datos para identificar, extraer y gestionar los recursos. Es decir, aplicar las tecnologías del Internet de las Cosas o el análisis de datos a este tipo de producción.

Pero,¿cómo cambiará todo esto nuestra vida? Según el mismo estudio, gracias al uso de renovables la energía será mucho más barata, en nuestras casas y oficinas habrá sensores que nos ayuden a regular la temperatura o la luz de forma inteligente para no derrochar, sistemas de transporte autónomos para compartir vehículos, y por supuesto, coches eléctricos.

 

Fuente: Expansión Digital
PorOITIU WEB

Capacitaciones y cursos

En OITIU brindamos orientación técnica, conocimientos básicos, necesarios y avanzados en el ámbito de redes industriales. También ofrecemos a los interesados, la posibilidad de hacer ejercicio de la profesión en los ámbitos técnicos.

PorOITIU WEB

Uruguay entre los países que más invertirán en energías renovables

El Foro Económico Mundial lo destacó junto a otros 14 países del mundo.

El desarrollo de las energías renovables en el mundo continuará de aquí a 2030 y Uruguay no es ajeno a esa situación.

De acuerdo con datos divulgados por el Foro Económico Mundial, Uruguay aparece en una lista de 15 países que más invertirán en energías renovables de aquí a 2030.

Uruguay junto con Honduras, Pakistán, Marruecos y Filipinas volcarán al menos US$ 500 millones en el sector.En la actualidad hay algo más de 1.000 megavatios de fuente eólica operativos en el país y el gobierno espera llegar a una meta de 1.400 MW en 2017, a lo que se suma una capacidad instalada de biomasa cercana a 400 MW.

Esa situación de por sí favorable marca que UTE no tendrá la misma necesidad que antes de incorporar nuevos generadores de energías renovables, por lo que el ritmo en que se irían sumando nuevos proyectos será menor que en el pasado.

Una de las hipótesis que tenía el ente el año pasado era retomar la curva de incorporación de renovables en los primeros años de la próxima década, a un ritmo de entre 100 MW y 150 MW por año.

Por otra parte, en América del Sur, Brasil aparece a la cabeza con planes de inversión por hasta US$ 7.100 millones y le sigue Chile con US$ 3.400 millones. En el caso de Estados Unidos la cifra manejada es de unos US$ 44.000 millones y México aparece con US$ 4.000 millones. Si se mira el continente asiático, sobresale China con US$ 103.000 millones y en Europa se destaca Reino Unido con cifras de US$ 22.000 millones.

Fuente: www.elobservador.com.uy
PorOITIU WEB

Uruguay tiene cada vez más energía disponible que proviene de fuentes renovables.

Uruguay tiene cada vez más energía disponible y casi 60% proviene de fuentes renovables, mientras el consumo alcanza niveles históricos

La cantidad de energía disponible en el país creció de forma sostenida en los últimos años, y alcanzó en 2015 el nivel más alto. Además, la diversificación de la matriz energética siguió profundizándose, y en la actualidad casi el 60% de la producción proviene de fuentes renovables. Al mismo tiempo, creció el consumo energético de los uruguayos, que alcanzó en 2015 un pico histórico.

Los términos “niveles históricos” y “récord” se repiten con bastante frecuencia en el Balance Energético Nacional (BEN) de 2015 elaborado por la Dirección Nacional de Energía (DNE) del Ministerio de Industria y Energía.

Publicado hace unas semanas, el balance de 2015 es el documento más reciente de una lista interrumpida de informes anuales que datan desde 1965 y que hacen de Uruguay el único país de Latinoamérica que cuenta con una serie tan extensa de datos oficiales sobre el consumo energético, un elemento fuertemente vinculado al desarrollo económico de los países.

Los avances de esa política en los últimos dos años permitieron al gobierno superar la meta fijada para 2015 de que al menos, 50% del abastecimiento de energía del país provenga de fuentes renovables. Ese año las renovables representaron el 57% de la matriz, una cifra inédita para el país y una referencia a nivel mundial. Países como Alemania (un pionero del sector renovable) lleva invertidos cientos de millones de euros para lograr que un 30% de su matriz energética provenga de fuentes renovables.

Además, 2015 fue el tercer año consecutivo en el que no hubo importación comercial de electricidad. “Esto es consecuencia de los lineamientos instrumentados desde 2005 con el objetivo principal de independencia energética con diversificación de la matriz con fuentes renovables y autóctonas”, explicó en el informe la titular de la DNE, Olga Otegui.

Potencia y oferta.

A fines de 2015, Uruguay tenía una potencia total instalada de 3.989 Megavatios (MW), correspondientes a todos los elementos que generan energía contabilizados en la red.

Un 38% de la energía provino de origen hidráulico, 39% de origen térmico (combustibles fósiles y biomasa), 21% de origen eólico y 2% de generadores solares fotovoltaicos.

El balance hace un relevamiento histórico de la potencia instalada. En los primeros años de la década del 90, la potencia total creció un 33%, pasando de 1.571 MW (1990) a 2.085 MW (1995), debido principalmente a la incorporación de potencia de origen fósil e hidráulica.

“Luego continuó un período donde prácticamente no se incorporaron nuevos generadores hasta que, a partir del año 2005, la potencia instalada total experimentó un crecimiento neto de 95%, alcanzando un total de 3.989 MW hacia final de 2015”, sostiene el informe.

El destaque de este último período es el crecimiento exponencial de la energía eólica, que en los últimos tres años pasó de valores marginales a representar el 21% de la potencia instalada, a siete puntos porcentuales de los combustibles fósiles (28%).

Esa potencia instalada se traduce en la oferta energética que puede dar el país, cuya unidad de medida es el ktep, correspondiente a miles de toneladas equivalentes de petróleo. Así, la oferta de energía disponible en 2015 alcanzó un nuevo récord, situándose en 5.470 ktep, lo que representa 6% más respecto al año anterior, mientras que la energía utilizada también alcanzó un valor récord en 2015, con 5.230 ktep.

El informe vuelve a destacar el desempeño de la energía eólica en el abastecimiento energético: “En 2008, primer año de incorporación de energía eólica de gran porte en el país, la producción de electricidad de origen eólico fue de 0,63 ktep y aumentó a 178 ktep en el año 2015 (…) esta fuente triplicó la energía abastecida en el último año y presentó una participación destacable en la matriz de generación de energía eléctrica”.

El aumento de la potencia instalada y de la oferta también modificó la forma que tenía Uruguay de abastecerse de energía. En 2015 el abastecimiento fue 57% de origen local y 43% importado, por lo que fue el año con mayor abastecimiento autóctono.

“Teniendo en cuenta toda la serie, los 5 años con mayor participación de energía local en el abastecimiento fueron en orden de importancia: 2015 (57%), 2014 (55%), 2002 (52%), 2010 (50%) y 2013 (49%)”, dice el documento.

Ese período también fue el de mayor participación de las energías renovables (biomasa y electricidad de origen hidráulico, eólico y solar fotovoltaica) en la matriz de abastecimiento, ya que todo lo autóctono se generó mediante ese tipo de energías.

“La evolución de la matriz de generación de electricidad por fuente también refleja las características antes mencionadas de variabilidad, complementariedad y diversificación de fuentes. Hasta la década de los 80, la generación de energía eléctrica provino principalmente de combustibles fósiles, mientras que a partir del año 1979, la hidroelectricidad registró participaciones altas en el mix de generación”, dice el balance.

A eso se suma que en los últimos años ingresaron con fuerza las nuevas fuentes renovables, a tal punto que en 2015 la generación de electricidad a partir de energía eólica (15%) fue el doble que la producción de energía eléctrica de origen fósil (7%).

Así, en 2015 el 93% de la electricidad generada en Uruguay se hizo a partir de energías renovables, un valor que también es referencia a nivel mundial. Para lograrlo no solo hubo un aumento de la eólica con la instalación de 19 parques entre 2014 y 2015, sino también un período de buenas lluvias que permitió el uso de las represas y el aumento de un 30% del uso de biomasa como energético debido en su mayor parte a que la industria de la celulosa en Uruguay comenzó a operar con capacidad plena en 2015.

Demanda de energía.

Junto con la oferta y la potencia, también creció ampliamente el consumo energético del país. Según el registro histórico, pasó de 1.715 ktep en 1965 a 2.677 ktep en 1999. Con la crisis el consumo disminuyó para repuntar otra vez a partir de 2004.

Desde ese año el consumo energético no paró de crecer, y alcanzó año tras año nuevos picos, para llegar a los 4.479 ktep en 2015. El crecimiento fue a una tasa de 6% anual, superando la tendencia histórica de crecimiento. Además, en los años 2008 y 2015 se registraron aumentos en el consumo final total de 16% y 13% respectivamente, “asociados principalmente al fuerte crecimiento de la industria de la celulosa”.

En el sector residencial, en 2015 hubo un nuevo pico de consumo anual con 796 ktep. Entre los usuarios, el comportamiento de consumo de energía ha variado con los años: en las décadas del 60 y 70 “el mayor consumo correspondió a leña, seguido por queroseno y en menor medida por electricidad y GLP (principalmente supergás)”.

“Sin embargo — agrega el texto— los consumos de electricidad y GLP han ido ganando participación a lo largo de los años, frente a un consumo constante para la leña y decreciente de queroseno. De esta manera, a partir del año 2010 el principal energético consumido en el sector residencial pasó a ser la electricidad, seguido por la biomasa (leña y residuos de biomasa)y el GLP”.

Otro dato destacable del informe es el consumo energético per cápita. Como el resto de los indicadores, de 1990 a 1999 el consumo per cápita tuvo un crecimiento que se vio interrumpido por la crisis, situación que se revirtió a partir de 2004, cuando comenzó nuevamente la tendencia creciente, que se mantiene hasta hoy.

“Para el año 2015, el consumo final de energía per cápita fue de 1.292 tep cada mil habitantes, manteniendo su tendencia creciente de los últimos años y alcanzando su valor máximo de toda la serie”, dice el balance.

 

Fuente: www.busqueda.com.uy
PorOITIU WEB

China confirma despegue de inversión en energías renovables

La Administración Nacional de Energía de China anunció una inversión de al menos US$ 360 mil millones en energías renovables hasta el año 2020. El plan, cuyo objetivo es reducir la emisión de gases de efecto invernadero, creará alrededor de 13 millones de empleos.

El empuje de Beijing se da justo cuando está a punto de asumir Donald Trump la presidencia de Estados Unidos con un discurso escéptico frente al cambio climático y con fuerte apoyo de los sectores del petróleo y el carbón. El plan chino apunta a reducir en cinco años la dependencia del país de fuentes contaminantes como el carbón y las inversiones previstas tienen el potencial de crecer energía equivalente a 580 millones de toneladas de carbón.

El gobierno chino busca acelerar el proceso de inversiones ya iniciado años atrás. En apenas dos años China duplicó las instalaciones de energía solar. Una de las mayores granjas de energía solar está en construcción en la región de Ningxia y cubrirá 4.607 hectáreas. Tendrá casi 6 millones de paneles solares con la capacidad de producir 2 gigawatts.

Las fuertes inversiones chinas en energías renovables en su territorio se dan en paralelo con importantes desembolsos en el exterior. El Instituto de Economía de la Energía y Análisis Financiero destacó que en 2016 China invirtió en el exterior una cifra récord de US$ 32 mil millones en energías renovables y tecnologías relacionadas, un incremento de 60% respecto al año anterior.

Entre 2015 y 2021 China instalará casi un tercio de la capacidad total a nivel mundial de energía eólica, hidroeléctrica y solar. Los bancos chinos son fuertes financiadores de proyectos de inversión en energías renovables, tanto en Asia como en América Latina. Entre 2005 y 2014 los préstamos hacia este tipo de proyectos energéticos en América Latina fueron por más de US$ 33 mil millones, tres veces más de lo financiado por el Banco Mundial.

Fuente: elobservador.com.uy